Principal

Organización Integral

Equipos

Animación


En las fiestas formales hay tres estilos de animación bien definidos. Por un lado están los disc-jockeys que sólo se limitan a poner música, lo cual es muy fino y efectivo cuando el público ayuda, pero ineficaz cuando la gente no es muy divertida.

En el otro extremo tenemos a los animadores que son capaces de presentar todos los temas con autor e intérprete y hablan tanto que le sacan  el papel de estrella al homenajeado. Lo positivo, es que la animación gana en continuidad pero lo negativo puede llegar a ser un posible dolor de oídos para los invitados.

Nuestro estilo de animación encaja justo entre estos dos extremos.


Consideramos que la locución es necesaria para romper el hielo para crear determinados climas en la fiesta  que a veces la música y las luces por sí solas no logran fabricar. La presentación de los momentos más importantes, el ingenio para transmitir distintas consignas durante el baile, el anuncio de algún festejo y la palabra adecuada para que el brindis tenga su tinte emotivo, por ejemplo, son cosas que ayudan para que en la fiesta la diversión y el buen gusto, sean una constante.

Todo debe ser manejado en su justo término. No debe pretenderse un protagonismo que no corresponde, ni tampoco manejar a la gente como títeres. Así trabajamos nosotros. Nos adecuamos al gusto del cliente sin apartarnos de nuestro estilo...

Un estilo que nos ha caracterizado durante nuestra trayectoria y que nos ha dado grandes satisfacciones, logrando el equilibrio entre la buena música y las palabras justas y necesarias.




Diseño y hosting del sitio por VELONET